Promover la mejora en la calidad de gestión de las organizaciones de manera sustentable, mediante la aplicación de modelos de gestión que logren la satisfacción de clientes, beneficiarios, accionistas, empleados, proveedores y comunidad, con responsabilidad social y cuidado del medio ambiente.

Las empresas interesadas en participar del mismo, se incorporarán a través de una membresía única que les permite acceder a los beneficios detallados en este link.

Para optimizar el acceso a estos beneficios, las empresas interactúan con “Excelencia Competitiva” a través de un Representante Estratégico y un Representante Ejecutivo, cuyas características o roles son los siguientes:


Representante Estratégico

El Primer Responsable Ejecutivo de la empresa, será quien ejercerá esta representación y quien habrá de participar en las actividades reservadas para dicho nivel, que tradicionalmente organiza FUNDECE.


Representante Estratégico Alterno

En el caso de contar la empresa con algún integrante de la misma con responsabilidades asimilables (determinadas por su participación en organismos decisorios de máximo nivel –Directorios, Comités Ejecutivos o similares), podrá proponerlo como Representante Alterno para que, en ausencia del Representante Estratégico, participe en alguna de las actividades reservadas para dicho nivel.


Representante Ejecutivo

Para lograr el máximo aprovechamiento de todas las restantes actividades, programas y herramientas de mejora que están a disposición de nuestros miembros, resulta fundamental la designación de un Representante Ejecutivo, responsable de gestionar y maximizar la relación con nuestras Instituciones. Aspiramos a que el mismo sea uno de los colaboradores más cercanos al Primer Responsable Ejecutivo, idealmente máximo responsable de un área funcional. Más allá de cuál sea ésta, debe resultar la persona más indicada para canalizar toda iniciativa dirigida a la mejora de la gestión de la empresa. Será importante que quien ejerza esta función comparta vocacionalmente el entusiasmo y desafío de energizar la relación, en beneficio de la competitividad de la Empresa.